Gato de dos semanas

Cómo es un gatito de 3 semanas

De vez en cuando puedes encontrar camadas de gatitos en tu barrio. El hecho de que debas ayudarlos, y cómo debes hacerlo, depende en gran medida de su edad y de si la madre está cerca para cuidar de sus hijos. Por desgracia, los gatitos huérfanos de menos de 4 semanas no pueden vivir sin su madre y deben ser alimentados con biberón las 24 horas del día para sobrevivir.

Afortunadamente, la mayoría de los descubrimientos de gatitos recién nacidos no requieren asistencia humana y, de hecho, dejar a mamá y a su familia solos suele ser lo mejor que se puede hacer. De mayo a septiembre -la temporada alta de cría de gatos- no es raro descubrir un nido de gatitos desatendidos o un solo gatito aparentemente abandonado por la madre. Probablemente querrá ayudar, pero ANTES de lanzarse al rescate, tenga en cuenta estos datos:

Puedes ayudar a la madre proporcionándole comida y agua. Asegúrate de colocar los platos lo suficientemente lejos del nido para no molestar a la madre y a sus gatitos, ni atraer a depredadores como los mapaches a la zona del nido. Y, por supuesto, mantén alejados a los perros y a los niños.

Fotos de gatitos de 2 semanas

Calculamos que la conseguimos alrededor de las tres semanas y tuvimos un gran despertar durante todo el proceso. Quería guiarte a través de la información que reuní para cada una de las diferentes semanas de la vida de un nuevo gatito, empezando por Gatitos de 2 semanas.

Leer más  Razas de perros medianos

Si encuentras un gatito, debes intentar por todos los medios mantenerlo con su madre. Sus madres podrán amamantarlos, mantenerlos calientes y protegerlos. Las madres saben cómo cuidar a sus bebés, así que si se les puede dejar con sus madres, deberían hacerlo durante al menos 8 semanas.

Si has encontrado un gatito de 2 semanas, probablemente te preguntes cómo cuidar a un gatito de 2 semanas. No temas, este post te dará toda la información que necesitas, desde los cuidados de un gatito de 2 semanas, hasta qué alimentar a un gatito de 2 semanas.

Necesitarán ser alimentados, mantenidos calientes y protegidos por ti, el humano. Los gatitos de dos semanas necesitan que los alimentes con biberón, que los estimules a ir al baño y que te asegures de que están ganando el peso que necesitan.

A las dos semanas, todavía necesitan algún tipo de fuente de calor, ya que no pueden crear calor por sí mismos. Sé que algunas personas colocan una almohadilla térmica bajo una manta para ayudar a mantener el calor de los gatitos, y otras utilizan lámparas de calor.

Cómo cuidar a un gatito de 2 semanas

Los gatitos recién nacidos, que no pueden ver ni oír, dependen totalmente de la leche materna para alimentarse. Alrededor de las cuatro semanas de edad, comenzarán gradualmente a comer alimentos sólidos, y se destetarán completamente alrededor de las ocho semanas de edad. La madre también está ocupada protegiendo a sus gatitos y manteniéndolos calientes y limpios, enseñándoles las habilidades básicas de socialización y ayudándoles a orinar y defecar en las primeras tres semanas. Si te encuentras con un gatito que parece haber abandonado, o si tu gata es incapaz de cuidar de su camada, puede que tengas que ocuparte tú mismo de los gatitos. En este caso, tendrás que tomar el relevo muy rápidamente, sobre todo si los ojos de la gata aún están cerrados, lo que significa que los gatitos tienen menos de dos semanas. Asumir el papel de la gata madre es un trabajo a tiempo completo y requiere muchos cuidados y paciencia, especialmente durante las primeras cuatro semanas, pero puede ser muy gratificante. Siga las directrices prácticas de Perfect Fit sobre cómo cuidar a los gatitos no destetados para que sus pequeños felinos se conviertan en gatos felices y sanos.

Leer más  Incontinencia urinaria en gatos

Gatito de 2 meses

Durante la temporada alta de gatitos en primavera y verano, no es raro descubrir un nido de gatitos desatendidos o un solo gatito aparentemente abandonado por la madre. ¿Quieres ayudar, verdad? Antes de lanzarte al rescate, ten en cuenta estas recomendaciones.

Es posible que te encuentres con los gatitos mientras la madre está buscando comida o los está trasladando a otro lugar. Intenta determinar si la madre vuelve a por ellos o si realmente son huérfanos.

Para ello, sitúese lejos de los gatitos, a unos 10 metros o más. Si te pones demasiado cerca, la madre no se acercará a sus gatitos. Es posible que tenga que alejarse completamente antes de que la gata madre vuelva a atender a los gatitos. Pueden pasar varias horas antes de que la gata madre regrese, hasta que deje de percibir la presencia de los humanos cerca de su camada.

Si tienes que irte antes de que la gata madre regrese, evalúa cuidadosamente si los gatitos están en peligro inmediato: ¿está lloviendo o nevando? ¿Hay perros o animales salvajes que puedan dañar a los gatitos sueltos en el barrio? ¿Hay niños o adultos en el vecindario que puedan hacer daño a los gatitos? ¿Están los gatitos en una zona con mucho tráfico de personas o coches?